Logo

PRT convoca proletariado venezuelano à luta

Partido Revolucionário dos Trabalhadores da Venezuela faz chamamento à resistência ativa contra a agressão imperialista e à luta pelo socialismo


Una vez más la burguesía imperialista norteamericana y sus aliados, arremeten contra el proceso bolivariano venezolano, profundizando su política injerencista y provocadora. Esta vez los imperialistas no sólo han revocado la visa a altos funcionarios del gobierno bolivariano, sino que el propio Presidente Barak Obama ha tramitado un decreto de emergencia nacional que declara a Venezuela como una amenaza inusual para la seguridad nacional norteamericana.


Con ese acto infame el imperialismo yanqui demuestra el grado de cinismo al que puede llegar el capital imperialista de nuestros días, al ser precisamente el gobierno norteamericano y sus testaferros europeos, violadores continuados y confesos de los más elementales derechos humanos, tal como acaba de ser develado por el propio senado norteamericano, quien acuse y amenace a Venezuela de ser un peligro para su seguridad.

Olvida Obama y la burguesía norteamericana, las acusaciones internacionales en relación a las actividades sanguinarias en flagrancia contra los derechos humanos, perpetrado por su principal servicio de inteligencia, la CIA, en las cárceles de Guantánamo Polonia, Rumanía, Francia y otras miserias del capitalismo del siglo 21, amén de las masacres, bombardeos y asesinatos racistas que identifican mundialmente la política norteamericana al lado de la OTAN contra los pueblos del mundo que no se dejan “torcer el brazo” por el Tío Sam.

Creemos que ha llegado la hora de pasar del discurso encendido a la acción estratégicamente planificada contra el imperialismo y sus secuaces. Precisamente y a propósito de la celebración de los 15 años de la Constitución Bolivariana del 2009, es la propia Constitución la que nos permite trazar una respuesta verdaderamente nacional anti-imperialista, consagrando el artículo nacionalista No 1 “…La República Bolivariana de Venezuela es irrevocablemente libre e independiente…”

En base a ese principio, el PRT apoya las medidas de reciprocidad diplomática contra la política injerencista norteamericana, así como los llamados a movilización y lucha antiimperialista propuestos por el gobierno bolivariano, como respuesta concreta a la agresión del gobierno imperialista norteamericano y sus aliados de la OTAN, la MUD y otros enseres. Además instamos al gobierno bolivariano del Presidente Maduro y proponemos al pueblo todo:

1. Repudiar y romper amarras con el tratado puntofijista, ratificado en el 2001 que hipoteca nuestra soberanía al CIADI, vulnerando la independencia de Venezuela. Este tratado infame, permite que los juicios y querellas con las inversiones trasnacionales extranjeras sean realizadas fuera del país, en otras naciones, particularmente en EEUU e Inglaterra, con bufetes nombrados por dichos gobiernos, el FMI y otras instituciones que obviamente nunca van a fallar a favor de los intereses venezolanos.

2. Volver al tratado de la doble tributación, por el cual las empresas extranjeras, al decir del camarada Luis Brito “se inmunizan contra los impuestos”, perdiendo Venezuela más de $18000 millones anuales por ese conceptos.

3. Eliminar el inaceptable procedimiento de que, precisamente en materia de Derechos Humanos, el Estado venezolano delegue en el PNUD -organismo de la ONU controlado por el gobierno norteamericano y sus testaferros- la tarea de hacer los Informes venezolanos sobre los derechos humanos y los presente a la ONU, que además para ese absurdo pague la cantidad de $250.000 con los resultados ya conocidos. Exigimos obviamente que dicho Informe sea elaborado por los organismos venezolanos competentes para ello.

4. Que en honor al anti-imperialismo, se cumpla con lo establecido en los artículos constitucionales como el 113 y 114, que prohíben los monopolios capitalistas y sus habituales mecanismos perversos de actuación económica como lo son el ilícito económico, la especulación, el acaparamiento, la usura, la cartelización y otros delitos conexos, que esos medios de producción abolidos al gran capital sean socializados; que en cambio de la misma Constitución sean eliminados los artículos anti-nacionales caso de la serie económica 299, 301, segunda parte del 303 y otros mediante consulta popular. Tales medidas serían una verdadera respuesta nacional revolucionaria, contundente contra las provocaciones y planes imperialistas en marcha.

5. Que, contra las provocaciones terroristas, intervenciones militares, sabotajes, desabastecimiento o bloqueos económico, planeadas por el Departamento de Estado norteamericano y sus socios, el pueblo venezolano y latinoamericano, debe prepararse para cualquier contingencia; organizar los frentes populares de lucha antiimperialista y por el socialismo; dar forma al poder popular concreto a través de las comunas, sindicatos, consejos comunales, comités de tierra etc., organizando, preservando y dirigiendo los sistema de abastecimientos, logística, milicias populares; protección y control de sitios estratégicos como CDI, hospitales, surtidores de combustibles, pedevales, centros comerciales, bancos, planes de evacuación y otros objetivos consecuencia de un estado de contingencia.

El pueblo venezolano, sobre todo el movimiento revolucionario y los socialistas debemos movilizarnos permanentemente para enfrentar las provocaciones, auto-provocaciones y planes imperialistas cuyo objetivo es justificar intervenciones militares. Debemos prepararnos para las duras batallas que se avecinan y de las que el proceso revolucionario pueda salir airoso, si en lugar de dar paso al triunfalismo y las banalidades nos organizamos dispuestos a la lucha por nuestros derechos y conquistas sociales.

 


 

 




© Copyright 2011 - 2012 www.mmarxista5.org